Gracias a Vicente Peñataro y el estudio Uauh! pude participar en el diseño de distintos elementos para este pabellón. Suponía todo un reto y un gran trabajo documentativo, pero he trabajado dentro de un equipo fantástico que me ha enseñado mucho y que espero haya disfrutado tanto como yo.

Mi trabajo comprendía las ilustraciones para un vídeo de animación en la gran sala central del Imbondeiro:

La animación despertaba en un cielo nocturno, infinito como son allí los cielos. Asistimos a la floración del baobab y su polinización y cómo el fruto que va creciendo supone un eje central para la actividad agrícola, ganadera, pesquera, gastronómica y social de Angola.

Una de las flores más bellas de la botánica, y sin embargo dura 24 horas escasas, su néctar es tan dulce que tiene miles de polinizadores: insectos, murciélagos, aves, algunos mamíferos… se trata de un espectáculo precioso de la naturaleza. 

También realicé ilustraciones para los interactivos infantiles gracias a la colaboración con el Estudio de diseño Uauh! que marcó un estilo gráfico fantástico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.