Hacía tiempo que quería contaros algo curioso: me ha crecido un bar en la mesilla de noche.

Lo cierto es que es fantástico, si no consigo dormir me tomo un anís y veo el espectáculo… a veces ponen blues, otras veces charanga… siempre muy sensual, la cantante tiene unos grandes ojos…

Y cuando acaban puedo ir a charlar con los artistas tras el telón,
son gente muy sencilla:
¿No os gustaría tener uno?

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.