Periplo XVII Bestiario

El Minotauro crece solo, arrebatado de los cálidos besos de su madre,
castigado por la abominación de su cuerpo…
castigado por el pecado de su madre…
sin derecho al cariño… pero él siente.
Siente los días, las lunas, las estaciones en la fría roca…
Abandonado en el laberinto de su mente,
que es aún peor que la dura piedra.

Este mes llega Bestiario, con aportaciones fabulosas, os lo recomiendo especialmente.

0 pensamientos en “Periplo XVII Bestiario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba